Instituto Universitario General Gutierrez Mellado | Investigación sobre la Paz, Seguridad y Defensa

Perú

Bases constitucionales de la Defensa.

La Constitución (1993, Cap. VIII De la Seguridad y la Defensa Nacional ) expresa que las Fuerzas Armadas tienen la finalidad de garantizar la independencia, la soberanía y la integridad territorial de la República y asumen el control del orden interno durante el estado de emergencia. También establece que participan en el desarrollo nacional. Las Fuerzas Armadas están conformadas por el Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea. Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional "no son deliberantes" y "están subordinadas al poder constitucional".

La Constitución precisa que la Defensa Nacional es una función "integral y permanente" del Estado en la que toda persona está obligada a participar. El Estado garantiza la seguridad de la Nación mediante el Sistema de Defensa Nacional, el cual está compuesto por varios organismos del Poder Ejecutivo. El Presidente de la República dirige este Sistema y es "Jefe Supremo" de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

( La Policía forma parte del mencionado sistema con la "finalidad fundamental de garantizar, mantener y restablecer el orden interno". A continuación de esto se mencionan las funciones policiales clásicas, como proteger a las personas y prevenir el delito. La Constitución refleja el hecho de que la Policía tiene un sistema profesional semejante al de las Fuerzas Armadas y sus principales funciones están definidas y preparadas en términos de seguridad del Estado, no de los ciudadanos. Por la ley orgánica del Ministerio del Interior, la Policía Nacional depende de este sector, no del de Defensa.)

La ley de reforma constitucional 28480, promulgada en marzo del 2005, ha otorgado el derecho de sufragio a los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional. La ley deja en claro que ellos no pueden ser candidatos, hacer proselitismo ni propaganda política alguna. La ley ya está reglamentada para su aplicación en las elecciones del 2006.

ir al índice

Bases Institucionales: La defensa y los poderes del Estado  

1 El Poder Ejecutivo

El Presidente de la República es al mismo tiempo Jefe de Estado y Jefe del Poder Ejecutivo. Como se vio en la Constitución , dirige el Sistema de Defensa. La Constitución no menciona al Ministro de Defensa, designa en cambio al Sistema de Defensa Nacional como organismo responsable de la misma. El SDN está conformado por el Consejo de Seguridad Nacional, que lo dirige, el Sistema de Inteligencia Nacional, el Sistema Nacional de Defensa Civil (catástrofes) y los Ministerios, organismos públicos y gobiernos regionales. El Ministerio de defensa es uno de estos múltiples componentes.

1.1 El Consejo de Seguridad Nacional

El Consejo de Seguridad Nacional establece las líneas políticas del Ejecutivo en asuntos de seguridad y defensa - incluidas la identificación de amenazas, las eventuales hipótesis de guerra y los fondos requeridos para ello. El número de efectivos, según la Constitución , "se fija anualmente por el Poder Ejecutivo". El Presidente de la República encabeza el Consejo y lo conforman, como miembros natos con voz y voto, el Presidente del Consejo de Ministros, los Ministros de Defensa, Relaciones Exteriores, Interior, Economía, Justicia, el Jefe del Comando Conjunto y el Director del Sistema de Inteligencia. (La política de defensa es la única que no es aprobada por el pleno del Consejo de Ministros, sino por este gabinete ministerial reducido en el cual el jefe del Comando Conjunto tiene asiento, con voz y voto y como un Ministro más, al mismo nivel que el Ministro de Defensa. Este Consejo formaliza la interlocución directa de las Fuerzas Armadas con el Presidente de la República. ) Aunque la ley del Ministerio de Defensa ha sido cambiada para fortalecer la posición del Ministro, la conformación del Consejo no concuerda con ello, pues otorga igual autoridad política al Jefe del Comando Conjunto.

1.2 El Sistema de Inteligencia Nacional

En el 2005 el Congreso de la República aprobó la ley que redefine las actividades de inteligencia en el Perú (N° 28664, Ley del Sistema de Inteligencia Nacional – SINA y de la Dirección Nacional de Inteligencia – DINI). El Director Ejecutivo de Inteligencia, según la ley, es un civil o militar en situación de retiro designado por el Presidente de la República para dirigir una oficina central de inteligencia (DINI) que autoriza, coordina y evalúa los resultados de las actividades de los servicios de inteligencia militares, policiales y de otros sectores del Estado, en aplicación de los acuerdos de un Consejo de Inteligencia conformado por las autoridades máximas de los organismos productores de inteligencia (FFAA, Interior, Relaciones Exteriores). La gestión del Director Ejecutivo y todas sus dependencias es controlable por el Legislativo, el Ejecutivo y la Contraloría , lo mismo que la función de un Ministro. Son importantes avances de esta legislación, entre otros, que los servicios requieran de autorización del responsable político para iniciar el acopio de información de inteligencia y que para las operaciones que implican vulnerar derechos de las personas se requiera además la autorización de un juez especializado. Como primer Director de este organismo ha sido designado el alto oficial de inteligencia de la Marina que ha desempeñando interinamente esa función desde que el Gobierno decidió reorganizar el servicio.

2 El Poder Legislativo

El Congreso de la República es unicameral. Tiene como instrumento de control de la política militar la atribución de elaborar la ley anual de presupuesto. Sin embargo, no se ha organizado nunca una evaluación de la ejecución del presupuesto ni ha habido audiencias regulares de sustentación del pliego militar ante el Congreso. Su aporte principal es, naturalmente, la legislación, en particular en estos años la relativa al Ministerio de Defensa, la estructura de la carrera militar y el empleo de la fuerza en los estados de emergencia. Se requiere la aprobación del Legislativo para declarar el “estado de sitio”, el cual incluye la situación de guerra.

El control de los actos del Ejecutivo acontece bajo el concepto del voto de confianza que requiere el gabinete de Ministros. Para obtenerlo, los Ministros recién juramentados tienen que sustentar sus planes de trabajo ante el Legislativo. Posteriormente, los legisladores pueden tomar la iniciativa de llamar a uno o más Ministros a una estación de preguntas o, en caso de cuestionamiento grave, someterlo a un proceso de interpelación .

Se requiere la aprobación del Congreso para que personal militar peruano salga del territorio y también para el ingreso de personal extranjero. La publicación de estas resoluciones legislativas es un medio importante de control ciudadano.

El Congreso ha intervenido con legislación ad hoc en el proceso de pase al retiro, en un momento en que la aplicación directa de la Ley de Situación Militar implicaba apartar del servicio activo a un número muy grande de oficiales.

El grupo de trabajo que prepara los dictámenes e investigaciones es muy numeroso – lo conforman 12 congresistas, pertenecientes a 8 bancadas distintas - y su responsabilidad se dispersa entre muchos temas, como lo indica su denominación: "Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Inteligencia, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las Drogas". La nueva Ley de Inteligencia implica la designación de una Comisión especializada, pero esto queda pendiente para que lo decidan los representantes que surjan de las elecciones del 2006. El Congreso no cuenta con asesores especializados que generen conocimientos con rigor científico a través de varios períodos de gobierno.

Una labor importante del Congreso en materia de seguridad y defensa ha sido la preparación de los dictámenes en mayoría y en minoría para la Reforma Constitucional por parte de la Comisión de Reglamento y Reformas Constitucionales. Como ya se dijo, el único punto de la reforma constitucional que se ha consumado hasta ahora es el derecho de sufragio de los miembros de las Fuerzas Armadas.

3 El Poder Judicial

La nueva Ley de Justicia Militar (N° 29665 Ley de la jurisdicción especializada en materia penal militar policial) redefine a la jurisdicción militar como una sala especializada de la Corte Suprema. Ello permite reinstaurar la justicia militar sobre una nueva base después que el Tribunal Constitucional estableció que la diversidad de fueros supuesta en la expresión "fuero respectivo" que usa la Constitución al referirse a las Fuerzas Armadas y la Policía es inaplicable, pues prima el fuero único que la misma Constitución consagra en otro artículo. La nueva ley no permite ya más que los oficiales de las FFAA funjan de jueces, pero sí de fiscales acusadores, por lo cual el problema señalado por el TC afecta también a esta nueva norma, a saber, que los fiscales militares carecen de independencia y profesionalismo jurídico. Ya ha sido presentada demanda ante el TC para establecer la inconstitucionalidad de la nueva ley.

El Tribunal Constitucional también ha suspendido la aplicación del Código de Justicia Militar, por estar plagado de nociones inconstitucionales. Estas circunstancias implican que el Consejo Superior de Justicia militar se encuentra prácticamente inoperativo y que el proceso de sujeción de la justicia militar al Poder Judicial continúa.

ir al índice

La definición de las bases de la defensa nacional

1. Estructura

Según la Constitución , las Fuerzas Armadas están conformadas por el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. Cada una de estas fuerzas está regida por una ley orgánica. Ello les da relativa autonomía institucional y organizativa frente a los Poderes del Estado.

El Ejército está dirigido administrativamente por una Comandancia General, a la cual acompañan consultivamente varios consejos y, para la función de control, una Inspectoría General. Las operaciones son planeadas y dirigidas mediante el Estado Mayor Conjunto, y la administración monitoreada mediante la Secretaría General. La preparación y el empleo de fuerzas se realizan en cuatro regiones militares. Instancias centrales de generación de directivas de Estado Mayor son las Direcciones de Personal, Inteligencia, Educación y Doctrina, Logística, Telemática, Asuntos Civiles, Movilización y Salud.

La Marina y la Fuerza aérea tienen organización análoga a la del Ejército.

Organización del ejército

1 Empleo de FFAA en orden interno

La relación más directa del Presidente de la República con las Fuerzas Armadas se da en el ejercicio de la atribución de declarar el estado de emergencia, con la consecuente suspensión de garantías constitucionales y el establecimeinto del control militar del orden interno para un territorio y tiempo determinado. Son dos las formas de "estado de excepción" previstas. Un "estado de sitio" para el caso de invasión, guerra exterior o guerra civil, y un "estado de emergencia" de aplicación más amplia, para afrontar los casos de "perturbación de la paz y el orden interno, de catástrofe o de graves circunstancias que afecten la vida de la Nación ". El Presidente de la República tiene la atribución de establecer por decreto este estado de emergencia, con cargo a dar cuenta al Congreso. Para el estado de sitio, en cambio, es necesaria la aprobación previa del Congreso. (La extensa aplicación del estado de emergencia mediante la derogada Ley 24150 dio lugar a la instalación de “comandos políticos militares” en gran parte del país, con consecuencias graves para los derechos humanos y el proceso democrático).

La ley 28222 de mayo del 2004 indica las condiciones bajo las que se pueden emplear las Fuerzas Armadas, en apoyo de la Policía Nacional , para el restablecimiento del orden interno, sin necesidad de estado de emergencia ni tampoco de Comando Político-Militar. El empleo de las Fuerzas Armadas en estos casos, según la nueva ley, no implica recorte alguno de las funciones de las autoridades legales.

Ante la consecuencia lógica de que los delitos de función que se cometan en operaciones autorizadas según esta ley tendrán que ser vistos por la justicia común, el Ejecutivo ha emitido una resolución interpretativa que indica que esos casos serán conocidos por el fuero militar. Pero es dudoso que una medida del Ejecutivo pueda dirimir por adelantado una contienda de competencias judiciales, lo cual es asunto de la Corte Suprema y del Tribunal Constitucional.

Los dictámenes de la Comisión de Reforma Constitucional proponen distinguir tres grados de excepcionalidad, pues el caso de catástrofe natural no puede confundirse con el de perturbación de la paz interior.

2 Empleo convencional y ante nuevas amenazas

Por acuerdo del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, el Perú tiene una estrategia defensiva y disuasiva. Los objetivos son alejar amenazas de conflicto convencional con países que adopten doctrinas de seguridad contrarias al derecho internacional, disuadir y enfrentar las nuevas amenazas y avanzar hacia un sistema de seguridad cooperativa en la región. Como posibles motivos de conflicto convencional con países vecinos se señalan la escasez de recursos naturales vitales, como las fuentes de agua y energía. No se han establecido hipótesis de guerra. El diferendo con Chile sobre demarcación marítima no es considerado un asunto de defensa, se mantiene en los cauces estrictamente diplomáticos. La paz con el Ecuador está también consolidada. Como proyecciones geopolíticas que tienen que ser garantizadas con medios de defensa se señalan las carreteras y puertos de integración con el Brasil, que unirán los dos océanos.

El Perú participa en operaciones de paz de las Naciones Unidas, particularmente con una compañía de 120 hombres en Haití, la “Compañía Perú”.

Entre las nuevas amenazas está en primer plano el terrorismo, contra el cual se disponen medios militares. El narcotráfico y el crimen organizado reciben un tratamiento estrictamente policial. Pese a la insistencia de los Estados Unidos, el Perú no tiene previsto volver a emplear a las Fuerzas Armadas en la lucha antinarcóticos, mucho menos en planes de apoyo a una solución militar del conflicto interno de un país vecino. Los patrullajes de la Fuerza Aérea para la interdicción antinarcóticos no se han reanudado. Sin embargo, en la experiencia peruana está presente la vinculación del terrorismo con el narcotráfico, y el terrorismo sí es en el Perú objeto de actividades militares de inteligencia. - En estrecha cooperación con Colombia se patrulla la frontera común - cerca de mil kilómetros - para disuadir la extensión de actividades de las FARC al territorio peruano. - Las capacidades militares convencionales del Perú se han ha reducido paulatinamente desde 1986 hasta 2005, tanto en el número de efectivos como en el material de guerra. Las operaciones de las Fuerzas Armadas en apoyo de la Policía Nacional y para el mantenimiento del orden interno, en cambio, no han cesado en los últimos cinco años. El Ejército y la Marina mantienen docenas de bases en las zonas donde operan grupos remanentes de Sendero Luminoso, especialmente en el trayecto del gasoducto a lo largo de más de mil kilómetros desde el Cusco hasta Lima.

ir al índice

El Ministerio de Defensa

Con la Ley Orgánica del Ministerio de Defensa N°27860 y la Ley de Situación Militar N° 28359 se ha mejorado el control democrático y la profesionalización de las actividades militares. Para ejercer su autoridad sobre todos los aspectos del funcionamiento militar - proceso anual del presupuesto, de adquisiciones, de ascensos, política y estrategia, casos disciplinarios, operaciones, etc. -, el Ministro cuenta con dos Viceministros, uno de Logística y Personal y otro de Asuntos Administrativos y Económicos. Cada Viceministro es apoyado por Directores de las áreas a su cargo. El auditor de las cuentas del sector es un profesional civil designado por el Contralor de la República. Una Secretaría General, un Director de Política y Estrategia, un gabinete de asesores, más funcionarios especializados en asuntos jurídicos, de prensa, de inteligencia y relaciones internacionales, completan las dependencias de apoyo al Ministro.

Los Viceministros centran sus esfuerzos en estandarizar los procedimientos de adquisiciones, contrataciones y ascensos de las tres fuerzas, teniendo algún éxito en lo primero, menos en lo segundo y ninguno en lo último. El Director de Política y Estrategia ha preparado los acuerdos del Consejo de Seguridad y Defensa, ha impulsado los trabajos que produjeron el Libro Blanco de la Defensa Nacional y ha intentado reorientar el Centro de Altos Estudios Nacionales.

Se ha planteado que esta Dirección de Política y Estrategia sea Viceministerio, al tiempo que el Viceministerio de Asuntos Administrativos y Económicos pasa a ser una Dirección dependiente del Viceministerio de Asuntos de Logística y Personal. Así tendría el Ministro el apoyo de una oficina generadora de control administrativo y otra generadora de inicitativas políticas. Este razonable cambio no se ha puesto en práctica debido a la acumulación de tareas pendientes y la escasez de recursos y personal idóneo.

Se requiere la aprobación del Ministro y del Presidente de la República para los ascensos de oficiales generales y superiores, así como para la designación de sus empleos o destinos. (El Congreso de la República no dio ejerció significativamente esta atribución cuando la tuvo y la perdió en la Constitución de 1993). Los demás ascensos y puestos, así como los pases al retiro y la baja del servicio, dependen exclusivamente de las autoridades militares. La Ley de Situación Militar ha definido parámetros profesionales básicos para estas decisiones. Sin embargo, hay (todavía) tres leyes de ascensos distintas para el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea , lo cual complica el proceso.

El Jefe del Comando Conjunto es elegido por el Presidente de la República de entre una terna propuesta por el Ministro, conformada por los oficiales de mayor antigüedad de las tres fuerzas. Permanece dos años en el cargo, con la posibilidad de prolongar su permanencia por un tercer año como máximo. Como ya se vio, es miembro nato del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional. No puede ser removido de su cargo. Sus funciones son muy semejantes a las del Ministro de Defensa, pues propone las prioridades estratégicas, el tamaño de las fuerzas y las adquisiciones que aquél debe autorizar. Está a su cargo además el Centro de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos. Las capacidades de las oficinas del Ministro para analizar las múltiples propuestas que regularmente elabora el Comando Conjunto son muy limitadas. Por ello, el Ministro suele quedar en el dilema de si firmar lo que no conoce o hacer el papel de un obstaculizador político. El Comando Conjunto mantiene coordinaciones detalladas con el Ministerio de Economía para elaborar el presupuesto del sector.

La cadena de mando de operaciones de combate sigue siendo la que se estableció en 1990 en el fragor de la lucha contrasubversiva. Empieza en el Presidente de la República y pasa de él directamente al Jefe del Comando Conjunto, quien conduce las operaciones con el apoyo del Estado Mayor Conjunto. Las directivas operacionales del Comando Conjunto son ejecutadas por los jefes de las grandes unidades de combate, cuyos ámbitos de acción o escenarios de guerra no coinciden necesariamente con las regiones militares en que se subdivide el territorio con fines administrativos. Tanto el Ministro como los Comandantes Generales están limitados a las funciones administrativas de preparación de fuerzas y mantenimiento de capacidades operativas.

Cada fuerza organiza y dirige con amplia autonomía sus escuelas de personal técnico y oficiales. Los centros de formación de oficiales de la Marina y del Ejército, la Escuela Naval (ESNA) y la Escuela Militar de Chorrrillos, han empezado a buscar la cooperación con las universidades. Esta cooperación está delimitada por el dogma expresado en la Ley de Situación Militar, de que sólo los oficiales provenientes de las escuelas militares pueden ser oficiales de armas, mientras que los provenientes de las universidades, llamados "asimilados" no pueden acceder a los puestos más altos de la carrera militar. Esta misma restricción afecta a las mujeres en el Ejército, por más que hayan absuelto con éxito los estudios de la Escuela Militar de Chorrillos. En la Marina las mujeres formadas en la Escuela Naval sí pueden hacer carrera de mando de armas, salvo en submarinos y operaciones especiales.

(El Comando Conjunto no ha tomado ninguna iniciativa de formación conjunta y la iniciativa del Ministro sobre formación conjunta en Derechos Humanos no se concretó. Se ha emprendido la formación conjunta de oficiales de inteligencia, pero sin precisar cuál sería la relación entre este centro de estudios y la escuela de inteligencia propia de la nueva Dirección Nacional de Inteligencia.)

ir al índice

Las Fuerzas Armadas

El Servicio Militar es voluntario, se rige por la ley N° 27178. Dura un año y ofrece capacitación técnica, completar la educación básica - alfabetización -, y una propina mensual que equivale a unos 35 dólares.

La ley de Movilización Nacional regula el recurso a la población civil para los fines de la Defensa. Ello se ha concretado en la formalización de los Comités de Autodefensa (CAD), especialmente en las zonas de emergencia durante los años de la lucha contrasubversiva. El Ejército organizó y dotó de escopetas de cacería a estos grupos de pobladores rurales de acuerdo a un reglamento que obliga a pasar revista periódicamente y verificar las armas. Los "licenciados" del Ejército - personas que han cumplido con el servicio militar - mantienen una relación especial con la fuerza armada y suelen ocupar cargos directivos en las poblaciones rurales, particularmente liderar el comité de autodefensa.

Pese a los esfuerzos publicitarios, el servicio militar voluntario no convoca al número de efectivos que se estima necesario. El Ejecutivo ha autorizado 60000 reclutas, pero se viene funcionando en los últimos tres años con menos de 25000. Esto contrasta con el número oficial de 89000 de las dos décadas anteriores. Es fácil de explicar que la propina se hay aumentado de 48 a 100 soles sin aumentar ese rubro en el presupuesto, pues la misma cantidad de antes se reparte ahora entre menos reclutas. En todo caso, el problema afecta principalmente al Ejército, pues la Marina y la Fuerza Aérea no han carecido de voluntarios para llenar sus filas, las cuales representan menos del 10% del total de reclutas. Según la Defensoría del Pueblo, entre 1998 y el 2002 murieron 56 jóvenes en los cuarteles y se denunciaron 118 casos de malos tratos. La crisis del servicio militar tiene aspectos sociales e ideológicos. La juventud que se presenta al servicio busca en él una forma de salir de la extrema pobreza y lo que encuentra es más penurias, a las que se suman malos tratos. Una secuela negativa de esta crisis ha sido el reclutamiento de los "licenciados" por la organización paramilitar ultranacionalista de los hermanos Humala, que usó a estos jóvenes resentidos como fuerza de choque y escudo humano durante el secuestro colectivo de la comisaría de Andahuaylas.

Uno de los objetivos de la gestión ministerial durante el gobierno de Toledo (2001-2006) ha sido la reducción del número de oficiales generales y superiores, pues la proporción piramidal entre los rangos se había perdido por completo durante la década de Fujimori, con el pretetxto de que para la lucha contrasubversiva se necesitan más oficiales. El número de oficiales de más alto rango se redujo entre el año 2000 y el 2004 de 18 a 7 en el Ejército (Generales de División), de 10 a 5 en la Marina (Vicealmirantes) y de 14 a 4 en la Fuerza Aérea (Tenientes Generales). En el mismo tiempo, se redujeron en el Ejército de 111 a 62 los Generales de Brigada, en la Marina de 68 a 41 los Contralmirantes y en la Fuerza Aérea de 61 a 29 los Mayores Generales. En el 2005, después de esa reducción, los oficiales generales han sido 148. (Fuente: Ministerio de Defensa, El Comercio, 25-04-2005).

ir al índice

El Presupuesto de Defensa

Los requerimientos económicos de la Defensa son definidos inicialmente por el Consejo de Seguridad Nacional, atendiendo a lo fundamentado por el Ministerio y el Comando Conjunto. Con la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas, el pliego presupuestal toma el camino del Congreso de la República , que lo incluye en la Ley de Presupuesto del año. Este ya no es el único camino de las FFAA hacia los dineros del Estado, pues se ha creado en el 2005 un Fondo de Defensa (Ley 28455) que no es sino una transferencia directa, extrapresupuestal, de ingresos del Estado por la explotación de yacimientos de gas natural.

Mientras en el 2003 el sector Defensa recibió 3,066,376,997 soles, su presupuesto ordinario se incrementó en el 2005 a 3,584,784,891 soles, es decir, subió en más de 400 millones. El giro a favor de Defensa se dedica principalmente a asegurar el nivel de las jubilaciones y pensiones, cuyo monto corresponde al tamaño de la fuerza en el pasado. (Fuente: Ministerio de Economía y Finanzas www.ofi.mef.gob.pe/transparencia) (Entre el 2001 y el 2004, el presupuesto de educación había sido más alto que el de defensa, lo que representó un cambio importante de prioridades sin precedentes en la historia republicana. El presupuesto aprobado para el 2005 volvió las cosas a su curso normal, otorgando a educación menos que a defensa. Ello fue parcialmente enmendado por un crédito suplementario para educación. En el 2005, el Ministerio del Interior recibió 3,199,559,825, notoriamente menos que defensa, pese a que la Policía Nacional tiene más de 100000 efectivos, mientras las Fuerzas Armadas no llegan a 30000, de los cuales al menos 25000 son reclutas que perciben la propina de 100 soles mensuales.)

Mientras en el 2005 el Ministerio ejecuta directamente 26 millones y el Comando Conjunto 6 millones, el Ejército ejecuta 1034 millones, la Marina 854 y la Fuerza Aérea 668. Notorio es que la Oficina Previsional , encargada de las jubilaciones y pensiones, ejecuta 955 millones. (Fuente: Ministerio de Economía y Finanzas www.ofi.mef.gob.pe/transparencia)

Como es usual en América Latina, el 80% de los dineros del sector Defensa se destinan a sueldos y pensiones, 10% a mantenimiento de la capacidad operativa y 10% a inversiones. El Fondo de Defensa viene a cambiar radicalmente esta situación en términos reales.

Estos fondos están destinados exclusivamente a la adquisición, reparación, mantenimiento, repotenciación y renovación tecnológica del equipo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional , dividiéndose en cuatro partes iguales entre el Ejército, la Marina , la Fuerza Aérea y la Policía. La Ley del Fondo de Defensa (28455, diciembre del 2004) fija una transferencia extrapresupuestal anual equivalente al 40% de las regalías del Lote 88 de camisea a partir del 2006 y además el 30% de las que produzca el Lote 56 a partir de su explotación. Para el 2005, destina 25 millones de dólares del Tesoro Público, más el 20% de las regalías del Lote 88. Por el monto resultante, el Fondo no representa una fuente de financiación mayor a la cuota de endeudamiento externo usualmente aprobada en los años anteriores, pero no aprovechada por Defensa, debido a las dificultades técnicas y administrativas del sector para plantear sus adquisiciones bajo los nuevos criterios de contratación de bienes y servicios de Estado. La ventaja que el sector Defensa encuentra en el Fondo reside precisamente en su carácter extrapresupuestal, que lo sustrae al debate parlamentario. Por ello no se intentó siquiera el camino de establecer en el Congreso un marco multianual para orientar la Ley de Presupuesto. Más grave que la nueva ronda de adquisiciones militares que se ha iniciado en la región es el debilitamiento del proceso democrático y la pérdida de transparencia pública que implica este Fondo de Defensa.

ir al índice

Poder Legislativo

Atribuciones Aprobación y control Presupuestario Comisiones de Defensa
  • Se requiere aprobación del Congreso para declarar la guerra o imponer el estado de sitio (Guerra exterior o civil).
  • Los Ministros requieren voto de confianza del Congreso para iniciar sus gestiones.
  • Tiene la atribución de formar comisiones investigadoras ad hoc . Dado el caso, pueden ser llamados a comparecer el Ministro de Defensa y los oficiales generales.
  • Tiene la atribución de cuestionar al Ministro de Defensa en dos grados : 1. estación de preguntas, 2. interpelación.
  • Aprueba anualmente el presupuesto de defensa dentro de la Ley General de Presupuesto.

(Las adquisiciones y reparaciones de armamento se financian mediante el Fondo de Defensa, que es una transferencia extrapresupuestal de ingresos del Estado por tributos del gas).

Sí. "Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Inteligencia, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las Drogas" Consta de doce miembros igualmente responsables de todos los temas.

Resize

Poder Judicial

Jurisdicción militar Jurisdicción civil

Jurisdicción Especializada en Materia Penal Militar Policial, conoce sólo delitos cometidos por personal militar o policial en actividad “en acto, ocasión o como consecuencia del cumplimiento del servicio” en función militar o policial.

La Sala Suprema es conformada por dos jueces civiles ordinarios y tres jueces militares en situación de retiro.

Los jueces y fiscales supremos y superiores son designados y controlados por los organismos judiciales civiles.

El código de Justicia Militar es inaplicable por decisión del tribunal Constitucional. Se espera su reformulación.

Resize

Presupuesto de Defensa

Iniciativa del presupuesto Aprobación Ejecución Control presupuestario Extensión del presupuesto aprobado Recursos vinculados al ejercito Zonas Grises

La iniciativa es del Ministerio de Defensa en el marco de las directivas del Consejo de Seguridad Nacional. Debe contar con el parecer favorable del Ministerio de Economía.

Se aprueba en el Congreso de la República mediante el proceso anual de la Ley General de Presupuesto. El proyecto se revisa en las Comisiones de Defensa y de Economía antes de votarlo en el pleno.

El Ministerio es responsable de la ejecución del presupuesto aprobado

A cargo del Viceministro de Asuntos Económicos y Administrativos.

Auditores designados por la Contraloría de la República.

A solicitud del Ministro, el Conmgreso puede (suele) aprobar una Ley de ampliación presupuestaria.

Las FFAA generan algunos recursos propios.

La Ley del Fondo de Defensa crea una transferencia extrapresupuestal de recursos del Estado provenientes de los tributos por la extracción del gas. El control queda a cargo de un comité interministerial. Estos dineros no entran al circuito de planeamiento y control del presupuesto.

Resize

Ministerios de Defensa

Misión Ministro /Secretario Comando Conjunto Adscripción F. Seguridad Adscripción Inteligencia

“está encargado de formular, ejecutar y supervisar la política de Defensa Nacional en el campo militar, así como de diseñar, planificar y coordinar [la misma] en los campos no militares.”

Ministro/ Civil o Militar en retiro

Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, “es un órgano de línea del Ministerio de Defensa que ejecuta las operaciones militares en el marco de la Política de Defensa Nacional, garantizando la interoperatividad y accionar de las Fuerzas Armadas..

No

No

Resize

Misiones de las Fuerzas Armadas

Misiones militares Seguridad interior Misiones exteriores Otras misiones Terrorismo, narcotráfico Situaciones de crisis y desastres naturales Adm. Recursos no militares

“garantizar la independencia, la soberanía y la integridad territorial”

Si “La Defensa se desarrolla en los ámbitos exterior e interior”

Si.

ONU y OEA

“Participan en el desarrollo acional”

Terrorismo

Si.asumen el control del orden interno durante el estado de emergencia ”

Instituto Geográfico Nacional, Servicio de Meteorología e Hidrología , Centro de Altos Estudios Nacionales, TANS (línea aérea comercial de vuelos domésticos), SIMA (Empresa Servicios Industriales de la Marina ), Fábrica de Municiones del Ejército.

Resize

Poder Ejecutivo

Presidencia Órganos colegiados y asesorías Ministerio

El Presidente de la República dirige el Sistema de Defensa Nacional y es el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y Policiales.

Designa, a propuesta del Ministro de Defensa, al Jefe del Comando Conjunto y a los Comandantes Generales del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.

Designa al Director de Inteligencia.

El Consejo de Seguridad Nacional aprueba la Política Nacional de Defensa y sus requerimientos presupuestarios.

Está conformado por el Presidente de la República , seis Ministros, el Jefe del Comando Conjunto y el Director de Inteligencia.

Ministerio de Defensa

Resize

Mapa web


Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (UNED)       c/ Princesa nº 36 28008 Madrid        Teléfono: 91.758.00.11        info@igm.uned.es